Inicia el Foro: Educación para el Turismo como Motor del Desarrollo Nacional, una mirada desde la Universidad del Turismo.

El pasado 15 de marzo, se inició en el espacio de la Universidad Nacional del Turismo, Núcleo Hotel Escuela de Los Andes Venezolanos, el Foro La Educación para el Turismo como motor del Desarrollo Nacional.

Esta primera sesión que agrupó a 5 ponentes, se dedicó a abordar el tema previsto en su primer Eje titulado: Desafíos educativos en la formación turística y se centró en extender la invitación a los y las asistentes a repensarse la educación para el turismo nacional, como un espacio de construcción colectiva desde el cual se recogiera la recuperación y revalorización de nuestra identidad nacional compleja y multiversa como espacio desde el cual se podría construir un turismo que nos nombre a todos y todas.

A continuación un breve resumen de las participaciones evidenciadas ese día.

Dra. Yanitza Albarrán (UNATUR-HELAV). Ponencia: Interculturalidad, identidad y turismo en Mérida. Un desafio educativo

Cabe pensar en un ¿turismo cultural? ¿Desde cual espacio es posible este sociolexo? La presencia de docentes indígenas en el proceso enseñanza-aprendizaje en estas comunidades establece un planteamiento superficial operativo y también uno profundo para la educación: ¿la multiculturalidad se resuelve con el bilingüismo? Sin embargo, la interculturalidad es una dinámica variada y diversa. Requerimos en turismo, de propuestas currirculares para la exaltación de la diversidad cultural que es natural en el pueblo venezolano. En ese contexto, la institución es un espacio para el desarrollo y la promoción de conocimientos que ayuden a reconocer nuestra diversidad cultural. Allí es especialmente significativo lo aprendido fuera del aula. El desafío entonces parece centrarse en ¿cómo incorporar los procesos identitarios bajo actuales procesos derivados de la globalización tecnológica? Clturalmente somos hipercomplejos/as, por ello, se requiere la identificación e identidad de lo que somos, para proyectar un turismo cultural para nuestro país. Turismo tributa a los procesos de identidad y posibilita una convivencia con respeto de lo local. Debemos, entonces, desde la educación para el turismo, ayudar a la erradicación del racismo y del desprecio por lo propio. Finalmente, afirmó que la educación intercultural no puede ser meramente una asignatura. Pero tampoco puede estar dirigida sólo a personas afro o indígenas, debe estar internalizada como eje transversal de la educación.

MSc. Jesús Martinez (UNATUR-HELAV). Formación integral como puente para la construcción de ciudadanos del siglo XXI.:

El planteamiento del Prof. Martínez orienta a repensar la educación tradicional y su contraparte actual, trascender del modelo que se nos impone donde el “alumno” es un sujeto pasivo de los aprendizajes que transmite el docente. Este modelo, supone una falta de respeto para los estudiantes quienes resultan premiados por su memoria. El sXXI supone procesos de fragmegación, en especial porque eso que llamamos visión global no es más que un proceso de progresiva occidentalización del quehacer social. Somos ciudadanos globales y en ese contexto, la educación universitaria debe trascender la memorización y convertirse en un espacio para ser ciudadanos/as. Ciudadano, indicó el profesor, es el reconocimiento de los derechos humanos que ahora supone también el reconocimiento de derechos de cuarta generación como los medioambientales. El desafío, entonces, parece orientarse hacia la formación de esos ciudadanos integrales.  Hoy día, en 3300 centros urbanos se agrupa 80% de la población mundial. Esa cifra, demanda una priorización de la ética por encima de la malla curricular, incorporarla a los procesos de formación para favorecer el discernimiento individual sobre lo que esta bien /mal y que tiene carácter universal. Afirmó que la ética trasciende tiempo y espacio y tiene un carácter universal. Romper con el paradigma de que el estudiante es un objeto educativo, para aproximarnos progresivamente a la propuesta donde éste es sujeto de la educación y está lleno de experiencias que se le reconocen como parte del proceso educativo. Debe haber un reconocimiento de la complejidad humana desde el sistema educativo.

Ramón González (GURUKUL AYURVEDA INTERTROPICAL KOMUNA MULTIVERSITARIA) CUENCA DEL RIO CHAMA MULTIVERSITARIA: Ecosistema Turístico, Científico, Cultural y Eco-tecnológico:

El ponente nos planteó cómo el mapa no es el territorio, pues nuestras creencias se reflejan en el territorio. A su juicio, Unatur debe hacer ejercicio prospectivo sobre el turismo y la identidad. Esto nos arrima a una epistemología de pensamiento critico que tiene muchos años mas allá de Grecia. Existe una sociedad condicionada a un conocimiento fragmentado. Unatur, entonces, debe aportar a otro tipo de turismo que pueda irse configurándose como un ecosistema para el turismo científico cultural tecnológico autopoiético. Eso supone la recuperación progresiva de la identidad que nos da sentido como pueblo. En este contexto, las universidades deberían actualizarse pues están fragmentados ciencia, educación y tecnología, y debe avanzarse a la construcción de una multiversidad frente a una universidad que sostiene el pensamiento único. Soberanía cognitiva desde el reconocimiento de la antigüedad y del reconocimiento del otro como paisaje que se articula. Es evidente la mundialización del mercado vs la globalización. Pero en este contexto, ¿Qué turismo propone la Unatur? hay que dar un salto de la hoteleria hacia el turismo. Antropogogia vs pedagogía. Cultos vs ser civilizados. Se impone la búsqueda de maestros pueblo en turismo, pues hay una universidad (multiversidad) que esta en la calle. Malla vs matriz epistémica, pero en este contexto, la CRBV es una matriz autopoiética. Pueden aportarse creación de círculos de creatividad que aborden un problema del entorno, pues de allí se derivan acciones en investigación. Debe haber un plan de acción, con insumos para Unatur. Por ejemplo, si hay 6 cuencas en Mérida, éstas pueden ser espacios para desarrollo ecoturístico. Debe haber una comuna multiversitaria de Unatur, con una sala situacional con agenda abierta, acceso abierto.

Prof. Maritza Quintero (Universidad Experimental Simón Rodríguez, Núcleo Mucuchíes) LA MUJER COMO SUJETO POLÍTICO FEMINISTA:

La ponente hizo un paseo desde los conceptos básicos, pero no triviales en torno a la propuesta del análisis feminista de la actividad turística: sexo, género, sexismo, androcentrismo, machismo, misoginia, estereotipacion, cosificación, invisibilización, feminismo, sujeto político. Desde allí realizó un paseo a través de realidades del trabajo femenino asociado al turismo y la necesidad de revertir esa matriz de trabajo según la cual, las desigualdades en el campo socioproductivo presentes en otros ámbitos socioproductivos, se evidencian igualmente en la actividad turística, referidas a cultura del cuido y diferenciación en los ingresos económicos entre otras.

Henry Elbano Vivas V. (Universidad Politécnica Territorial de Mérida Kléber Ramírez-Bailadores) Educar en valores para el reimpulso del turismo nacional:

En una amena disertación, el Profesor Vivas presentó elementos claros que permiten construir un espacio para el disfrute de una experiencia única a través del turismo. En este contexto, presentó varios elementos identitarios que requerimos recuperar para poder trascender en nuestra oferta turística. Conocer lo que somos y lo que no somos, para poder ofrecer con base en eso, una oferta turística que nos muestre en nuestros elementos únicos y distintivos de la oferta turística circundante. A través de la educación en valores puede recuperarse el amor propio por lo que somos como país y lo que queremos construir como nación.

Hercy Berrío (UNATUR-HELAV). El Malentendido Cultural:

Como cierre de las ponencias presentadas durante la primera jornada del foro, la Profesora Hercy Berrío presentó el malentendido cultural como uno de los elementos sobre los cuales la educación para el turismo debiera centrarse en generar posibilidades de superación. En el contexto de la acción turística, el malentendido cultural es responsable desde el fracaso de las relaciones interpersonales surgidas en el marco de la actividad turística, hasta la generación de rechazo y repudio hacia países o sociedades enteras. La construcción de una conducta amorosa hacia lo que somos como nación y como sociedad, puede suponer también un proceso de abordaje de la construcción de destrezas y habilidades en los distintos prestadores/as de servicios turísticos para la mejora, en términos llanos, de la calidad del servicio turístico en el país.

La actividad se cerró con la reiteración de la convocatoria para el próximo miércoles 22 de marzo donde se abordará el segundo eje del Foro relativo al papel de la ciencia y la tecnología en la educación para el turismo como motor del desarrollo nacional.

Ayúdanos a divulgarlo en redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.